Saltar al contenido

«El animal más peligroso del mundo»

Última edición: 11 noviembre, 2020 | Publicación: 10 noviembre, 2020 |

El 8 de junio de 1963, el Illustrated London News publicó la siguiente historia sobre la exposición en la casa de los gorilas en el zoológico del Bronx en la ciudad de Nueva York.

«El animal más peligroso del mundo» · Zoológico del Bronx en 1963

En la exhibición los visitantes podían leer un cartel que decía:

«Estás mirando al animal más peligroso del mundo. Es el único de todos los animales que alguna vez vivió que puede exterminar (y lo ha hecho) especies enteras de animales. Ahora ha logrado el poder de acabar con toda la vida en la tierra.»

Illustrated London News publicaba la noticia que en la Casa de los Grandes Simios del Zoológico de Nueva York se podía ver una exhibición de gran interés y que hablaba por sí sola. La exhibición en cuestión es “El animal más peligroso del mundo” y las autoridades del zoológico con una destreza nada sutil logran impactar a los visitantes. Entre las jaulas de Orang-Utan y Mountain Gorilla hay un compartimento con rejas y la leyenda que se puede leer en la fotografía de arriba: los visitantes, atraídos por la proclama en la parte superior de la jaula, se detienen y miran dentro de la jaula.

Lo que ven es, sin duda, el animal más peligroso del mundo, y el comentario frecuente de los visitantes es «¡Es verdad!» porque están mirando en un espejo con barrotes. Y hay una verdad considerable en esta declaración simple pero efectiva que se hace. El mensaje es claro.

Ese mismo año, Garry Winogrand visitó los zoológicos de Nueva York. Nacido y criado en el Bronx de inmigrantes judíos de Budapest y Varsovia, Garry, como tantas otras criaturas del zoológico, no era nativo de EEUU.

Sus fotografías del zoológico del Bronx y el acuario de Coney Island conformaron su primer libro The Animals (1969). Tomó muchas de estas fotos, que captan las conexiones entre humanos y animales, cuando era un padre divorciado, acompañando a sus hijos pequeños al zoológico para divertirse. No se puede observar sin participar. Todos estamos en el zoológico.

Garry Winogrand [1928 – 1984]

Pionero de la fotografía callejera «street photography«. Recibió tres Becas Guggenheim (1964, 1969 y 1979). Su trabajo aparece expuesto por primera vez en 1963 en el Museo de Arte Moderno MOMA de Nueva York. Se trata de una muestra colectiva en la que también aparecen trabajos de Minor White, George Krause, Jerome Liebling y Ken Heyman.

En 1966 Winogrand expuso en el George Eastman House de Rochester, Nueva York, con Lee Friedlander, Duane Michals, Bruce Davidson y Danny Lyon en una exposición titulada «Toward a Social Landscape«. En 1967 expone junto con Diane Arbus y Lee Friedlander en la muestra «New Documents» en el MOMA.

Garry realizó estudios de pintura en el City College de Nueva York estudiando después, en 1948, pintura y fotografía en la Columbia University de Nueva York.

En 1951 asistió a las clases de fotoperiodismo impartidas por Alexey Brodovitch en la New School for Social Research de Nueva York.

Posteriormente él mismo impartió clases de fotografía en la Universidad de Texas de Austin y en el Art Institute of Chicago, siendo de gran influencia para sus estudiantes.

El trabajo de Garry Winogrand estaba influido por los de Walker Evans y Robert Frank, y por las publicaciones: American Photographs y «The Americans«.

Por supuesto, también Henri Cartier-Bresson fue de gran influencia, aunque sus estilos sean totalmente diferentes. Winogrand nunca buscaba una «foto bonita».

La capacidad de anticiparse al suceso y la habilidad para tomar la fotografía con rapidez son las dos características más destacadas de los practicantes de la «street photography» y Cartier-Bresson está considerado en este sentido no sólo uno de los pioneros sino también el mejor en ambos aspectos.

Winogrand realizó un retrato exhaustivo de la Norteamérica de los años 60 y 70 de la misma manera que anteriormente lo había hecho Robert Frank.

Winogrand estaba asimismo interesado por el papel de los medios masivos de comunicación a la hora de conformar las actitudes de las personas.

El fotógrafo Winogrand recorría las calles de Nueva York con su cámara Leica M4 y un objetivo gran angular preenfocado, tomando fotografías muy rápidamente. Con frecuencia su cámara estaba inclinada en el momento del encuadre lo que generaba unas fotografías con un horizonte no paralelo, lo que causaba la consiguiente extrañeza en el espectador.

Para su libro The Animals fotografió exhaustivamente el Zoológico del Bronx en Nueva York y el Acuario de Coney Island.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

1- amazon.com, «The Animals«, Garry Winogrand y John Szarkowski, 1969


Comparte este post sobre Garry Winogrand en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo