Saltar al contenido

The Milk System

Última edición: 8 mayo, 2020 | Publicación: 28 septiembre, 2018

En otros tiempo la leche era un producto natural idealizado, casi sinónimo de la pureza más absoluta, pero hoy se ha convertido en un producto industrial que se comercializa y del cual hay que extraer el máximo beneficio. Los ganaderos buscan maneras de aumentar la producción cada vez más y, para conseguirlo, aplican métodos de producción que, a largo plazo, resultan claramente insostenibles.

The Milk System, Andreas Pichler, 2017, 93 min, Alemania, Italia

Un documental de Andreas Pichler retirado de Youtube

Hay una cosa que la leche significa: salud. Se ve como natural y rico en nutrientes. Que es exactamente lo que lo hace tan atractivo para el mercado? Pero, ¿es realmente tan saludable?

De niño, mientras cuidaba vacas con los granjeros en las montañas, nunca me pregunté por qué dan leche. Era algo natural, como las manzanas que cuelgan de los árboles y el agua del río que corre por la montaña.

Hoy, sin embargo, la leche, como ningún otro producto alimentario, simboliza la insensatez de nuestros métodos «modernos» de producción de alimentos. Lo que una vez fue un producto natural muy idealizado y de pureza mitificada, ha degenerado en un producto industrial que se comercializa y vende sin escrúpulos en todo el mundo. La relación entre las personas, los animales y la leche ha cambiado de forma radical. Con este film, quiero saber cómo afecta esta evolución en la producción lechera a los animales, al medio ambiente, a la política y, sobre todo, a nosotros.

¿Realmente no hay alternativa a ser cada vez más grande y más global?

He hablado con agricultores que dirigen sus pequeñas explotaciones con criterios ecológicos, como Alexander, en el sur de Tirol, y con agricultores convencionales como Peder, en Dinamarca, para los que todo se reduce a un «negocio». En Baden-Württemberg, una granja familiar lucha por sobrevivir mientras los grupos de presión en Bruselas representan solamente a unos pocos grandes agricultores. Los ganaderos europeos presumen de que sus turbovacas producen hasta 70 litros de leche al día, mientras que los pastores senegaleses pueden darse con un canto en los dientes si venden 2 o 3 litros. Pero también hay un argumento a favor de la industria. Su crecimiento ha rebasado el sistema y ya es indispensable como enlace entre el criador y el consumidor. Sería muy positivo conseguir que la industria se replanteara. Esta es una cuestión importante, ya que los métodos actuales de producción de leche son insostenibles a largo plazo.

Las ingentes inversiones de dinero público apoyan un sistema que provoca daños graves e imprevisibles al medio ambiente, a los animales y a las personas, un sistema que nos afectará a nosotros y a nuestros descendientes durante largo tiempo. Un sistema que produce una materia prima cuyo valor nutritivo es puesto en tela de juicio por los métodos industriales utilizados en su producción. Un sistema cuyos métodos de producción no protegen ni al agricultor ni a nuestro campo, sino solo a la propia industria.

Nota del director – Andreas Pichler


Leer el post Tus 30 razones para consumir leche animal


Nos propusimos dar una mirada crítica al sistema de producción de leche. En el camino nos encontraremos con agricultores, propietarios de lácteos, políticos, grupos de presión, ONGs, científicos.

Cada uno tiene sus propios puntos de vista sobre el valor y las consecuencias de una industria con impacto mundial. Ya sea en Europa, Asia o África, la leche es el modelo alegórico de la producción mundial de alimentos racionalizada para el crecimiento y sus consecuencias. La película descubre verdades sorprendentes detrás del sistema. ¿Quién se beneficia a quién le cuesta? ¿El sistema tiene futuro y hay alternativas? Un viaje por los continentes que trata con preconceptos y aporta soluciones a la luz.

Bienestar Animal?

… Tras los Muros

Tras los Muros no es un colectivo ni una organización, sino la firma de un proyecto personal en el que, por motivos operativos y de seguridad, no desvelo mi identidad. La industria de la explotación animal es una de la más poderosas del mundo y, sabedora de la fuerza de las imágenes, se cuida mucho de mantener oculto a l@s consumidor@s lo que sucede tras los muros de sus centros de explotación (granjas, criaderos, laboratorios, mataderos, …) y el profundo dolor que se respira en ellos.

#EstaGranjaNOeslaLeche. “brutal” impacto económico, social y medioambiental del proyecto de macro-granja de 20.000 vacas que la Sociedad Limitada Valle de Odieta pretende poner en funcionamiento en Noviercas (Soria, España).

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com