Saltar al contenido

El legado de la gorila Koko a la humanidad

Última edición: 6 abril, 2022 | Publicación: 5 abril, 2022 |

Koko nació en el zoológico de San Francisco en 1971 y pasó los primeros seis meses de su vida en la guardería del zoológico infantil detrás de una ventana de vidrio donde el público podía verla.

Koko y su gatito

Desde esa misma ventana es donde Penny Patterson, entonces estudiante de posgrado de Stanford, la conoció. Desde los seis meses hasta el año, Koko estuvo gravemente enferma y la trasladaron a un tráiler dentro de la propiedad del zoológico.

Penny Patterson y Koko

Penny Patterson comenzó a trabajar con Koko cuando recuperó la salud y solicitó permiso al zoológico para continuar trabajando con ella como parte de su doctorado de investigación en psicología en la Universidad de Stanford. El zoológico estuvo de acuerdo siempre que Penny aceptara el compromiso de trabajar en el proyecto al menos 4 años.

Penny Patterson y Koko

En 1974, Koko y su tráiler se mudaron a la Universidad de Stanford, donde Penny Patterson y el Dr. Ron Cohn continuaron trabajando con ella y estuvieron juntos desde entonces hasta su muerte. Michael, un gorila macho, se unió a Koko en 1976, y en 1979 todo el grupo se mudó a Woodside, CA, donde Ndume, un segundo gorila macho, se unió al grupo en 1991.

Koko

En los años transcurridos desde 1971, Penny Patterson ha pasado su vida cuidando a Koko y a los dos gorilas macho: Michael y Ndume, con un equipo rotativo muy dedicado, y estableció relaciones muy empáticas con ellos que pueden ser difíciles de comprender. Un programa exitoso como este requiere el uso del lenguaje durante las interacciones diarias documentadas, así como la capacidad de “escuchar” a los gorilas y discernir sus significados. Pocas personas han tenido la paciencia, la resistencia y la sensibilidad para lograr esto.

Penny Patterson y Koko

Con la ayuda de Penny Patterson, Koko aprendió a usar más de 1000 señas y parece que entendía 2000 palabras aprox, habladas en inglés. Además, Koko entendió estos signos lo suficientemente bien como para adaptarlos o combinarlos para expresar los nuevos significados que quiso transmitir.

Penny Patterson con Koko y su gatito

Es importante destacar que Koko comenzó a aprender a firmar en tan solo unas pocas semanas. Penny Patterson cree que esto se debe a que los grandes simios están «programados» con señas; se han observado más de cien gestos naturales, no aprendidos, en zoológicos de todo el mundo. Esto es un buen augurio para cualquier gorila en cautiverio que podría beneficiarse de una relación más cercana con su cuidador, que es posible gracias a la comunicación bidireccional.

Koko y su gatito

Koko falleció mientras dormía el 19 de junio de 2018, a la edad de 46 años, 2 semanas antes de cumplir 47 años, justo el 4 de julio. Koko le dio al mundo un paradigma completamente nuevo para los gorilas, desde King Kong hasta el gatito de Koko, volúmenes de datos multimedia sobre la comunicación y el cuidado entre especies.

Robin Williams con Koko

Koko ha inspirado, inspira y inspirará a millones de personas en todo el mundo a respetar a nuestros compañeros, los grandes simios y nuestro entorno compartido con ellos y el resto de especies.

La gorila Koko

Su legado perdurará a través de todos los demás gorilas y niños en los que dejó una huella imborrable, y gracias al trabajo continuo de The Gorilla Foundation.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

1- muyinteresante.com.mx, «Murió Koko, la gorila que dominó el lenguaje de señas», Muy Interesante, 21 de junio de 2018

2- nationalgeographic.es, «Observa cómo Koko utiliza en lenguaje de signos en un documental de 1981», Douglas Main, National Geographic, 26 de junio de 2018

3- xataka.com, «Cuando Koko, la gorila que usaba el lenguaje de signos, «chateó» con más de 10.000 personas», Anna Martí, Xataka, 23 de junio de 2018

4- youtube.com, «Koko utiliza el lenguaje de signos», documental de National Geographic en español, 1981. Esta es Koko, la gorila que conocía el lenguaje de signos. Koko falleció mientras dormía el martes, 19 de junio de 2018. Este es un extracto de un documental de National Geographic de 1981.


Comparte este post sobre la gorila Koko en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo