Saltar al contenido

Evidencias entre comer carne roja y cáncer

Última edición: 5 marzo, 2018 | Publicación: 19 febrero, 2018 |

Evidencias entre comer carne roja y cáncer

Una reciente investigación ha confirmado que un alto consumo de carnes rojas -procesadas o no- se asocia con las muertes por cáncer. El estudio, que siguió a 37.698 hombres y 83.644 mujeres de hasta 28 años, encuentra que la carne roja se asocia con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas, las muertes por cáncer y las muertes por enfermedad cardiovascular. El riesgo fue particularmente alto para las personas que de manera regular consumen carnes procesadas como el tocino, los perritos calientes, las salchichas y los embutidos de carne animal y salamis.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista médica Archives of Internal Medicine, afirma que la sustitución de sólo una porción de carne roja por pescado, pollo, lácteos bajos en grasa o alimentos integrales puede reducir el riesgo de muerte entre sólo un 7 % y 19 %. Los resultados coinciden con las recomendaciones del Instituto del Cáncer en Australia para limitar las carnes rojas y procesadas como una forma de reducir el riesgo de cáncer de intestino.

Las personas que comen mucha carne roja cada semana deberían considerar recortar la carne roja sin embargo es una fuente importante de nutrientes, como el hierro. Directrices dietéticas del Consejo de Investigación Médica Nacional de Salud (NHMRC) para adultos recomiendan el consumo de carne roja magra alrededor de tres veces a la semana. Para obtener más información sobre las modificaciones en la dieta y estilo de vida para reducir el riesgo de cáncer de intestino, visite la página web de Prevención del Cáncer de intestino.

Fuentes de proteínas alternativas a la carne animal

Los alimentos que más proteínas aportan en una dieta vegetariana son las legumbres (garbanzos, frijoles, lentejas, productos derivados de la soja…), los cereales (harina, avena, arroz, cebada, trigo, mijo, pasta, pan…), los frutos secos (nueces, maní, almendras, pistachos…) y semillas (de girasol, de calabaza, de sésamo…).

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo