Saltar al contenido

El aceite de neem es la clave para el cultivo ecológico

Publicación: 14 septiembre, 2021 |

El aceite de Neem es un árbol milagroso perteneciente a la familia Meliaceae y uno de los insecticidas ecológicos más efectivos.

El aceite de neem es un regalo de la naturaleza procedente de la India, de Birmania, Pakistán, Malasia e Indonesia. Tiene muchas aplicaciones tanto en agricultura como en medicina natural, debido a sus propiedades benéficas. Abunda en regiones tropicales y subtropicales del planeta. El árbol de neem tiene fama como árbol medicinal en más de 80 países. Su mayor poder insecticida se concentra en la semilla, conocido como Azadirachta indica, árbol de nim ó neem. Las semillas se hallan dentro del fruto, con forma de aceituna y tamaño entre 1-2 cm que cuelgan de hojas siempre verdes alargadas y pinadas, donde también hay flores pequeñas.

También al árbol le pueden llamar lila india o margosa. Se trata de un árbol que puede alcanzar unos 20 metros de altura, y sus amplios beneficios proceden de su tallo, raíz, hoja, fruto y flor. Por ejemplo, las raíces, tallos y frutos se emplean como un poderoso tónico astringente. En medicina se usa para combatir infecciones, úlceras y hasta lepra.

Igualmente, el aceite de neem ayuda a mitigar los estragos causados por
la diabetes y enfermedades cardiovasculares. En la India, su uso es tan extenso que las hojas se emplean cual si se tratase de un dentífrico, porque con ellas se limpian los dientes. Y en agricultura, desde hace mucho tiempo es común emplear el aceite de neem como un potente repelente de insectos. Es uno de los insecticidas ecológicos más efectivos.

Ventajas para el huerto

En el caso de la utilización de aceite de neem en la agricultura, y jardinería, es uno de los mejores aliados naturales para aplicarlo como insecticida, debido a que es muy eficaz en la tarea de eliminar pulgones y arañas rojas, entre otras plagas persistentes.

Pero sobre todo es un repelente maravilloso que mantendrá a raya a los bichos indeseables, los cuales no soportan su penetrante olor, siempre que se apliquen pulverizaciones regulares generosas en plantas expuestas tanto en el jardín como en huertos y cultivos agrícolas extensos.

Para evitar plagas y enfermedades

Son muchas las plagas que sucumben al efecto de este insecticida natural. Se encuentran en la lista de enemigos del aceite de neem:

● Cochinilla
● Mosca blanca
● Minador
● Pulgones
● Pulguillas
● Ácaros
● Trips
● Chinches
● Gorgojos
● Saltamontes o langostas
● Orugas de tamaño pequeño
● Termitas, larvas y orugas de Lepidópteros como polillas y mariposas
● Arañas rojas

Pulgas y garrapatas también sucumben y los mosquitos ni se acercan si lo aplicamos generosamente en la piel antes de salir de excursión. Igualmente, el aceite de neem actúa con éxito para combatir hongos como la roya, oidio y mildiu. Cuando plagas tan molestas como pulgones y arañas rojas invaden una planta, nada es mejor que el aceite de neem para exterminarlas en breve lapso.

En realidad, el aceite de neem en su uso como insecticida evita que los insectos alcancen la fase adulta. Es un extraordinario inhibidor hormonal (azadiractina) que altera la metamorfosis de los insectos. Por eso mueren, ya que se frena su proceso de crecimiento al intervenir en los procesos químicos y fisiológicos.

Produce igualmente infertilidad en las hembras adultas y causa esterilidad total o parcial de los huevos. Incluso provoca deformaciones en patas, alas y cuerpo de los insectos, que no pueden desarrollarse normalmente.
Contienen otras sustancias como nimbina y salamines, los cuales tienen efectos repelentes y anti alimentarios. Es un insecticida de amplio espectro, que actúa inclusive como un poderoso antibacteriano y antifúngico. Debe agregarse alrededor de 3 mililitros de aceite de neem por cada litro de agua, cantidad que debe ser añadida cada 5 días al agua de riego.

Qué contiene el aceite de neem?

Existen una serie de propiedades características del aceite de neem, las cuales le conceden una gran versatilidad. Veamos cuáles son los componentes fundamentales del aceite de neem. En el caso de su uso en la fumigación de sembradíos, su poder insecticida se focaliza en las semillas, porque contienen azadiractina, un componente bastante potente que elimina insectos y acaba con la plaga.

Molécula de Azadiractina

En las hojas también hay componentes de propiedades insecticidas, pero en menor concentración. De la misma forma, el árbol de neem tiene otro componente de amplio uso medicinal, el nimbiol, capaz de actuar en una enfermedad tan terrible como la tuberculosis y actúa contra otros protozoos que igualmente ocasionan problemas de salud. También actúa otro elemento vital denominado nimbidina, de grandes propiedades analgésicas, calmantes, y al mismo tiempo es un antibacterial de primer orden.

Se usa en casos de arritmias y en la curación de úlceras. Otro componente muy activo es la nimbina, que tiene tres grandes usos: es un antimicótico excelente, un anti inflamatorio. Se emplea además para combatir el hongo cándida, muy común en las mujeres. Otro componente que mitiga las inflamaciones es la quercetina, que además actúa como un buen antioxidante y antibacterial

Preparar aceite de neem en casa

Al hacer preparados con hojas, flores o semillas de neem, hay que tener ciertos cuidados, tomar algunas precauciones. Para elaborar un bioinsecticida con neem es preciso recoger previamente los frutos maduros (tienen color amarillo) a los cuales ha de extraerse toda la pulpa para conseguir las semillas.

Tanto las hojas como las semillas, deben lavarse y secarse muy bien, con un tiempo aproximado de entre 4-8 días. No deben recibir sol directo.
Después de comprobar que las semillas están bien secas, entonces procede molerlas muy bien hasta obtener un polvo amarillento, con partículas presentes de 1-2 milímetros. Las hojas también se muelen muy bien y se agregan a este polvillo, el cual servirá para proteger sembradíos de legumbres, así como semillas.

También se emplea para proteger la cosecha de insectos, como los gorgojos. Por cada kilogramo almacenado de granos, por ejemplo, se debe emplear alrededor de 30-50 gramos de este polvo casero. Otra forma es la obtención de extractos de neem ricos en azaridachtina, con la extracción de este insecticida natural y otros elementos, a través de la maceración de hojas o semillas en agua o alcohol.

Debe seguirse la siguiente receta: mezcle 400 gramos de polvo de hojas de neem o 100 gramos de semillas molidas con un litro de agua, o medio litro de agua y medio de metanol. La mezcla se deja reposar durante 24 horas y después es necesario filtrar para separar la parte sólida, la cual después será usada en las plantas con ayuda de pulverizaciones. Puede mezclarse adicionalmente con un emulsionante tan maravilloso como el jabón potásico, para que los resultados sean mucho mejores.

Prensado artesanal o industrial

En realidad, si se desea obtener un producto concentrado, de gran poder insecticida, es necesario someter las semillas del árbol de neem a un proceso de prensado. Esta técnica se ejecuta tanto en la India como en Birmania desde hace por lo menos 2 mil años, porque un árbol puede tener una larga vida de alrededor de 200 años.

La forma más expedita para extraer el aceite, es a través de una técnica de prensado y machado de miles de frutos. Tradicionalmente, se coloca una maceta que lleva un filtro. Al prensar o presionar, el aceite queda en la parte inferior. Sin embargo, desde hace mucho se emplean máquinas especiales que realizan la dura tarea de extraer el aceite de las semillas con el prensado de las mismas, exprimiéndolas hasta que queden como tiritas o barritas, mientras que el aceite va saliendo por una abertura diferente del equipo donde se recolecta. También existe un método industrial donde se utiliza un hidrocarburo como solvente llamado hexano, pero el resultado no es mejor, ya que el aceite resultante es de inferior calidad.

Las semillas se colocan en una máquina de prensado y se les añade el hexano, liberando los terpenos, los cuales tienen bajo peso molecular. De esta manera, se forma una torta de neem donde se van pegando las semillas sobrantes.

Es seguro el extracto de neem?

La aplicación del extracto de neem es totalmente segura, tanto que se suele vender para usos tan variados como antiséptico, antiinflamatorio, humectante, purificante y emoliente, por lo que resulta especialmente efectivo en dolencias bucodentales y problemas de piel.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

1- sembrar100.com, «Aceite de Neem: 20 Razones para Usarlo en tu Huerto y Cómo Hacerlo», Arantxa Bellido, Sembrar 100, 29 de octubre de 2018

2- miteco.gob.es, «Evaluación en campo de los efectos secundarios de dos
plaguicidas de origen botánico, una piretrina natural y un extracto
de neem, sobre Chrysoperla carnea
», E. Viñuela, U. Handel, H. Vogt – Bol. San. Veg. Plagas, 1996

3- entomobrasilis.org, «Efecto insecticida del extracto de semillas de Neem (Azadirachta indica) sobre Collaria scenica», Stal (Hemiptera: Miridae), D. Montero, N. Naranjo, MA Van Strahlen – EntomoBrasilis, 2012

4- dspace.utalca.cl, «Efecto de extractos de neem (Azadirachta indica J.) y Melia (Melia azederach J) sobre 4 hongos fitopatógenos (Botrytis cinerea,
Fusarium oxysporium
», Alternaría. E. Donoso Cuevas, C. Sandoval Briones, 1998

5- redalyc.org, «Determinación del Azadiractina de los aceites esenciales del
árbol de Neem (Azadirachta Indica)
», D. Arias, G. Vázquez, L. Montañez, R. Álvarez, Revista Ingeniería, 2009

6- amazon.com, «Aceite de neem puro prensado en frío orgánico por Dr. Adorable», Donde comprar aceite de neem, Amazon, 2021


Comparte este post sobre aceite de neem en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo