Saltar al contenido

Las moscas polinizan frutas y verduras

Publicación: 7 abril, 2021 |

Las moscas son agentes polinizadores fundamentales en muchos ecosistemas. De planta en planta, cumplen sin querer una función polinizadora en flores, árboles e incluso frutas.

Foto de Nixon Johnson

Pocas cosas son tan molestas como el zumbido de las moscas en el oído. Repudiadas por diversas especies por pegarse a la piel, aterrizar en excremento e intentar deleitarse en platillos ajenos, la mala fama de estos insectos podría haber nublado el interés científico de un hecho elemental: son clave para la polinización de las plantas. Ésta es la razón.

Foto de Thierry Fillieul

Jonathan Finch ha dedicado su vida a estudiar insectos. Según su más reciente investigación [1], podría ser que las moscas jueguen un papel ecológico fundamental en la polinización de las plantas, dada su destreza de vuelo y adaptabilidad biológica.  Al igual que las abejas, las moscas son importantes para la salud de los cultivos. Más aún: podría gestionarse su presencia en el campo para mejorar los rendimientos de ciertas plantas, vegetales y frutas.

El experimento que condujo Finch en colaboración con la Universidad de Western Sydney fue sencillo. Dada la proliferación de manglares en la zona, supuso que si dejaba mangos en descomposición a la intemperie, el olor de las frutas putrefactas atraería a los insectos. De esta manera, sus cuerpos se impregnarían de las propiedades en putrefacción, y podrían llevarlas a otros lados cuando emprendieran el vuelo nuevamente. Así lo señala el experto:

«Algunos agricultores estimulan a las moscas colgando grandes barriles de sus árboles y colocándolos en animales atropellados, otros traen una tonelada de pescado y lo tiran en un montón en medio del huerto.»

Jonathan Finch

Atraídas por los cadáveres en descomposición, las moscas dejan sus huevecillos ahí, y buscan alimentarse en las flores cercanas. De esta manera, se alimentan del néctar y se impregnan de polen rico en proteínas. De planta en planta, cumplen sin querer una función polinizadora en flores, árboles e incluso frutas, que se ven directamente beneficiados por este comportamiento natural.

En comparación con las abejas y otros agentes polinizadores, las moscas son increíblemente adaptables al entorno. No sólo pueden proliferar en diversos ecosistemas con temperaturas variables, sino que se alimentan en más horarios que los demás insectos. De la misma manera, llama la atención que son increíblemente resistentes a las corrientes de aire, y aguantan cambios bruscos en el ambiente como pocos insectos.

Para los agricultores que cultivan bajo vidrio o plástico, según resalta Finch, estos animales pueden resultar más tolerantes al trabajar en interiores, particularmente, las que se conocen coloquialmente como moscas de letrina. Aunque tienen ciclos de vida realmente rápidos, se reproducen con la misma celeridad. Ante todo, una ventaja sobre las demás especies polinizadoras es que las moscas no pican.

No es ninguna novedad que las moscas son genéricamente asociadas con muerte, suciedad y putrefacción. La mala reputación no es casual, tampoco: es cierto que ayudan a que los alimentos y los cadáveres se descompongan. Sin embargo, la investigación de Finch arroja nueva luz sobre sus funciones biológicas en el medioambiente.

Junto con las mariposas, las polillas y otros insectos alados, las moscas cumplen con la misma función que las abejas, quienes se llevan los reflectores en el terreno polinizador. A pesar de que, en palabras del experto, “A nadie, excepto a los entomólogos, le gustan las moscas”, él mismo asegura que este enfoque debería de cambiar —pronto.

El beneficio de apreciar y nutrir a estos insectos impacta directamente a los cultivos y a la diversidad vegetal del planeta. En gran medida, según los resultados que obtuvo Finch, la alimentación del futuro depende de que aprendamos cómo operan estas dinámicas naturales.

Hoy en día, se sabe realmente poco de la vida de las moscas en comparación con otros insectos. Se le ha dado más peso a investigar el comportamiento de mamíferos alados que también contribuyen con la polinización. Este sesgo humano que nos hace repudiarlas como insectos molestos y desagradables nos ha coartado la posibilidad de investigar de los beneficios que aportan a la agricultura y otras disciplinas empíricas.

Las moscas forman parte de casi todos los ecosistemas, en todos los hábitats terrestres. Las consecuencias de su presencia en el medio ambiente y en la sociedad humana son de importancia excepcional.

  • Positivo. Las moscas y otros insectos, tales como los escarabajos excavadores, son muy importantes en el consumo y eliminación de los cadáveres de los animales. Las moscas también son esenciales en convertir la materia fecal y en la descomposición de la vegetación. Las moscas taquínidas se usan como control biológico porque parasitan a distintas especies de bichos chinches. Las moscas también sirven como presa para otros animales incluyendo aves y pequeños roedores; son así parte importante de la cadena alimentaria. Algunas son activos polinizadores (por ejemplo, se crían moscas para servir como polinizadoras en invernaderos; también son buenos polinizadores de coles, otras plantas crucíferas y cebollas).
  • Negativo. Dado que la materia fecal y la carne en descomposición atraen a las moscas, se implica a las moscas en la transmisión de enfermedades infecciosas como la disentería, el cólera y la fiebre tifoidea al contaminar los alimentos sobre los que se posan. También son vectores en la transmisión de epizootias, como por ejemplo la mosca tse-tsé, que propaga, por picadura, la enfermedad del sueño entre los bóvidos y el hombre. Las larvas de algunas moscas producen miasis (gusaneras o bicheras) en el ganado (Cochliomyia hominivorax, el gusano barrenador del ganado) y en el ser humano (Dermatobia hominis).

En 2008, un equipo de investigadores en Caltech, en EEUU, liderados por el profesor de Bioingeniería Michael Dickinson, publicaron en Current Biology que estos insectos deben su habilidad para escapar al hecho de que cuentan con un sofisticado sistema de defensa que los hace anticiparse a los movimientos de su atacante y responder con movimientos «muy rápidos, de unos 200 milisegundos».

Foto de Egor Kamelev

Mediante videos de alta velocidad y alta resolución estos científicos han descubierto que una mosca es capaz de mover sus patas traseras y colocarlas justo en la posición idónea para emprender el vuelo con el fin de huir. Las moscas son capaces de hacer esto y no necesariamente cumplirlo; es decir, si finalmente el atacante no ataca a la mosca, vuelven a su posición normal. También son capaces de usar este sistema mientras realizan otras acciones.

En diciembre de 2010 se publicó en la revista Proceedings of the Royal Society el artículo «Hacia un concepto científico de la voluntad libre como un rasgo biológico: acciones espontáneas y toma de decisiones en los invertebrados»​ en el cual se afirma que hasta los invertebrados manifiestan de alguna manera una conducta con libre albedrío. Su autor, Björn Brembs, afirma que el comportamiento de las moscas, aunque no es completamente libre, no está completamente constreñido. El trabajo aporta evidencia obtenida de cerebros de moscas, cerebros que parecen estar dotados de flexibilidad en la toma de decisiones.

El científico señala que la capacidad de elegir entre diferentes opciones de comportamiento, incluso en la ausencia de diferencias en el medio ambiente, sería una capacidad común a la mayoría de los cerebros, si no de todos, por lo que los animales más simples no serían autómatas totalmente predecibles. Asimismo, señala que dicha capacidad tiene su explicación adaptativa como respuesta frente a competidores, presas y predadores.​

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

1- smithsonianmag.com, «How Much Do Flies Help With Pollination?», Stephanie Pain, Smithsonian Magazine, 8 de marzo de 2021

2- onlinelibrary.wiley.com, «Onion pollination by blowflies and honeybees in large cages», Lesley Currah y D. J. Ockendon, Wiley Online Library, diciembre 1983

3- rtve.es, «El cerebro de las moscas funciona más rápido que el mejor de los ordenadores», RTVE, 12 de julio de 2010

4- muyinteresante.es, «¿Por qué hay tantas moscas en verano?», Sarah Romero, Muy Interesante, 17 de julio de 2019

5- eluniversal.com.mx, «Estaríamos en riesgo si las moscas desaparecen», Notimex, 18 de febrero de 2019


Comparte este post sobre Moscas en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 1 Promedio: 5)

...y compártelo