Saltar al contenido

«Liberación Animal YA!»

Última edición: 7 febrero, 2021 | Publicación: 31 enero, 2021 |

Infinitos caminos te han podido llevar a darte cuenta de que los animales no son lo que te enseñaron en la escuela, lo que ves en la tele, lo que te comentaron en catequesis o lo que te explicaron tus padres.

Foto © Pixabay

Qué es y qué quiere el movimiento por la Liberación Animal?

Los animales no son individuos que habitan este planeta para que el ser humano disponga de ellos cuando le interese. El animal humano no es superior al resto de animales, por el mero hecho de serlo; al igual que el blanco no es superior al negro por el mero hecho de serlo.

Foto © Hilary Halliwell

Infinitos pueden haber sido los caminos que te hayan hecho darte cuenta de que el animal humano no es el único que no se mueve de modo mecánico, impulsado por unos instintos que le guían y de los que es imposible escapar. Has visto que también el resto de animales tienen sus propios intereses, miedos, apetencias, carácter, sentimientos, gustos y en definitiva, personalidad propia y única como la tuya. Cada animal que habita este planeta es único e irrepetible. Todos queremos disfrutar de nuestras vidas y decidir por nosotros mismos. Los animales quieren decidir por su vida, y que esa vida -la única que tienen- no sea esclavizada en beneficio de un humano con afán de lucrarse.

Foto © Adrian Jozefowicz

Esto tan sencillo es lo que persigue el movimiento por la Liberación Animal. Que todos los animales, independientemente de la especie, el sexo o la raza a la que pertenezcan sean y seamos libres.

Es la Liberación Animal una utopía?

La Liberación Animal no es algo imaginario o imposible. La Liberación Animal es un hecho, una realidad que vivimos todos los días. Cada vez que persuadimos a una mujer para que no compre un abrigo de piel, cada laboratorio que hemos logrado que no se construyese, cada vez que convencemos a una persona a que se haga vegana, cada vez que liberamos a un animal que ha caído en una trampa, … etc, estamos contribuyendo a la Liberación Animal. Estamos haciendo de la Liberación Animal algo tangible, real.

Foto © Artem Beliaikin

Conseguir un mundo totalmente libre de dominación tampoco es imposible, no es una utopía, pero tampoco es algo fácil de alcanzar, las cosas no caen del cielo. De todos modos “no es algo que nos deba preocupar”, en el sentido de que tengamos que estar continuamente pensando en los individuos que siguen encadenados, aprisionados, enjaulados y martirizarnos por ello. No se trata de estar siempre tristes pensando en lo mucho que no podemos hacer, sino de pensar en lo muchísimo que sí podemos hacer por esos individuos que necesitan nuestra ayuda y hacerlo.

Foto © Ave Calvar Martinez

Tenemos que ser conscientes de que si realmente lo queremos, si cada uno de nosotros se levanta del sofá y hace todo lo posible por lograr que el mayor número de individuos sean libres, las cosas cambiarán. Cambiarán para cada uno de esos visones que no fueron utilizados para el abrigo de aquella mujer. Cambiarán para los miles de animales que no sintieron el bisturí en sus cuerpos gracias a que se detuvo el proyecto de crear un nuevo laboratorio. Cambiarán para los 87 animales que cada año hubiese consumido esa persona si no le hubieses convencido de que se hiciese vegana. Cambiarán para esa liebre que cayó en una trampa y que, gracias a ti, recuperó su libertad.

Foto © Mareks Steins

Pero hay que hacer las cosas bien. Tomarnos en serio lo que quiera que queramos hacer por los animales, porque es algo importante.
Cada cosa, cada una de las cosas que hacemos es importante para acabar con la explotación, y debemos tomárnoslas en serio y poner todo nuestro empeño en ellas. Se debe terminar de dar charlas mal preparadas, el no saber responder a las preguntas de los asistentes a las mismas. Se debe terminar el convocar unas jornadas y no tenerlas preparadas. Se debe terminar el tener un proyecto y que, en caso de que lo terminemos, estemos tres años siendo que lo podíamos haber hecho en una semana. Estas conductas dicen muy poco a nuestro favor. Dicen que no nos interesa realmente la Liberación Animal, que no la llevamos dentro, en ese caso, es mejor no hacer nada a hacerlo porque nos sintamos forzados. O también pueden decir que, aunque sintamos la Liberación Animal, no nos parecen importantes las actividades que llevamos a cabo, y esto sí que es verdaderamente preocupante.

Foto © Belén Rubio

Debemos creer en lo que estamos haciendo y darnos cuenta de todo lo que conseguimos cuando realmente nos esforzamos, cuando lo damos todo. Todo lo que hacemos tiene sus repercusiones. Cada cosa que hacemos y que hacemos bien, cada animal que se ha librado de sus verdugos gracias a nosotros es infinitamente importante. Cada uno de estos animales no sólo es una victoria, no sólo es un paso adelante hacia la Liberación Animal sino que es la Liberación Animal en sí misma.

Ésa es la verdadera esencia de la Liberación Animal: ¡Basta de quedarnos sentados en el sofá llorando por los animales a los que no podemos ayudar! Como ya se ha dicho antes, no es hora de llorar, no es hora de filosofar, los animales están ahí enjaulados y necesitan nuestra ayuda. Es hora de mover el culo del sofá. Ha llegado la hora de la Liberación Animal.

Cómo conseguir la Liberación Animal YA!?

Es esta seguramente la pregunta que más quebraderos de cabeza y conflictos causa dentro del movimiento por la Liberación Animal. Y la razón de tantas disputas es que no tiene sentido esforzarse por encontrar una respuesta a una pregunta que jamás podría responderse con una única respuesta.

Foto © David Seyy

Como se ha mencionado cada animal tiene su propia personalidad, y esto, por supuesto, nos incluye a los animales humanos. El hecho de que cada humano tenga su propia personalidad inmediatamente hace que le agraden un tipo de cosas y desagrade otro, que tienda a escuchar unas cosas e ignore otras, que comprenda mejor unas ideas si han sido expuestas de un modo y peor si se le exponen de otra manera. Otra persona tendrá intereses muy distintos y se verá atraída por otras cosas.

Foto © Wa Stähle

Este hecho tan sencillo que rige nuestro día a día debemos saber extrapolarlo al movimiento. No debemos esforzarnos por encontrar ningún método mágico que se pueda aplicar a todo el mundo y que vaya a conseguir que la gente rechace continuar explotando animales. No debemos esforzarnos en ello porque estaremos perdiendo el tiempo. Y el tiempo es oro.

Foto © James Lee

Al igual que cada persona es distinta, con cada una de ellas hay que utilizar una estrategia diferente para conseguir que se dé cuenta de que los animales no humanos también quieren ser libres y merecen que se les respete esa libertad. Así, la única respuesta válida a la pregunta de cómo conseguir que la gente respete el deseo de todos los animales a ser libres es mediante la creatividad. Esa, la creatividad, el dinamismo y la capacidad de adaptarse a la diversidad interindividual que tiene el movimiento es la única llave maestra. No hay otra.

FLA
Frente de Liberación Animal

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS

1- culturavegana.com, «FLA – Frente de Liberación Animal», Editorial Cultura Vegana, Última edición: 21 mayo, 2020 | Publicación: 29 marzo, 2018

2- culturavegana.com, «Liberación Animal, Ya! 2020», Editorial Cultura Vegana, Última edición: 25 junio, 2020 | Publicación: 21 mayo, 2020

3- culturavegana.com, «La carta de Walter Bond», Walter Bond, Editorial Cultura Vegana, Última edición: 6 mayo, 2020 | Publicación: 19 febrero, 2018


Comparte este post sobre Liberación Animal en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo