Saltar al contenido

Peleas de perros: El caso de Michael Vick

Última edición: 4 septiembre, 2020 | Publicación: 29 agosto, 2020 |

Michael Dwayne Vick nació en Newport News, Virginia el 26 de junio de 1980. Es un exjugador estadounidense de fútbol americano que jugaba de quarterback.

En abril de 2007, se encontró bajo el escrutinio público y legal en lo que fueron investigaciones de autoridades locales con cargos sobre narcóticos. La policía descubrió y confiscó evidencias de una arena para peleas de perros y se llevó 66 perros, incluyendo 55 pit bulls. Las autoridades y medios de comunicación afirmaron que había testigos que involucraban a Vick con las peleas de perros y las apuestas relacionadas.

“Yo no sabía que lo que estaba haciendo era un delito. A las peleas de perros las consideraba como algo normal. No conocía a nadie que hubiera ido preso por algo así. No sé si por ser Michael Vick recibí el castigo que me dieron. Igualmente, no me quejo: hice algo de lo que me arrepiento y ofrezco disculpas.»

En diciembre de 2007 fue encontrado culpable y sentenciado a 23 meses de prisión, los cuales cumpliría en la Prisión Federal de Leavenworth. Vick fue liberado de prisión el 20 de mayo de 2009. El comisionado de la NFL, Roger Goodell levantó su suspensión a Vick, a pesar de que el dueño de los Atlanta Falcons, Arthur Blank, declaró públicamente que no deseaba que Vick regresara a su equipo. El 12 de junio de 2009, Vick fue liberado de su contrato con los Falcons, después de varios intentos fallidos de canjearlo a otros equipos. Atlanta Falcons le cerró unas puertas que sí le abrió Philadelphia Eagles. Allí, sin el éxito de su primer paso en la liga, recuperó la sonrisa hasta finalmente retirarse en 2015.

Investigaciones por peleas de perros

Las autoridades federales presentaron en una corte documentos obtenidos bajo el Acta de Libertad de Información que creen que la propiedad de Vick fue usada como el principal escenario para la cría y el entrenamiento de pit bulls involucrados en una empresa de peleas de perros interestatales llamada «Bad Newz Kennels» que había operado durante más de cinco años y fue el escenario de peleas durante los últimos cinco años. Según un abogado de ESPN, una nueva «dura» ley federal aprobada por el Congreso de los EEUU anteriormente en 2007 estaba siendo usada en muchas investigaciones actuales de peleas de perros alrededor de ese país.

Peleas de perros a muerte en China

ESPN reportó el 6 de julio que algunas fuentes le dijeron a Chris Mortensen, según información reunida por la NFL y los Atlanta Falcons, que era poco probable que Vick fuera acusado como resultado de la investigación federal, aunque acusaciones federales de al menos otros tres individuos fueron probables. No obstante y según el abogado de ESPN, bajo la ley de Virginia, Vick podía ser procesado si las autoridades demostraban que era «consciente» de las actividades de peleas de perros realizadas en su propiedad.​

A finales de julio Vick se declaró inocente. Su fecha de juicio quedó lista para el 26 de noviembre, aunque antes se iba a realizar el 4 de octubre, sin embargo los abogados de Vick pidieron su suspensión hasta 8 meses después. Vick podría ir hasta años a prisión si era declarado culpable.

Vick se declaró culpable el 20 de agosto de 2007. Vick tuvo que esperar la sentencia que según rumores seria de 12 a 18 meses y tratar de lograr un acuerdo con el fiscal de Richmond para una posible disminución de su pena. Por lo tanto la NFL lo podría suspender indefinidamente. Pero todavía no había nada oficial debido que la liga estaba realizando su propia investigación de los hechos.

El 10 de diciembre de 2007 Vick sería sentenciado a 23 meses de cárcel y 3 años de libertad condicional por dichos cargos y fue enviado a la prisión federal Northern Neck Regional Jail en Warsaw, Georgia. El juicio se caracterizó porque Vick llevaba la vestimenta típica de un reo con rayas blancas y negras y también por la enorme cantidad de personas que había en las afueras de la corte que se dividían entre defensores de los animales y personas que le apoyaban. La situación se pudo notar en el partido de lunes por la noche entre los Atlanta Falcons y los New Orleans Saints en Georgia Dome debido a que no se llenó el estadio y porque el receptor Roddy White después de recibir un pase para touchdown exhibió al público una inscripción debajo de su uniforme que decía: «Liberen a Mike Vick«. Su liberación fue en 2009.

Sin olvidar su pasado, Vick trabaja con organizaciones de protección de animales. Lejos de los finales felices, Michael encontró su rumbo.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS

1- diariolibre.com, «Michael Vick se declara culpable de «matar» perros«, 26 de noviembre de 2008.

2- expansion.mx, «Un jugador de la NFL comparte su historia sobre las peleas de perros«, 25 noviembre 2010


Comparte este post sobre Michael Vick en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo