Saltar al contenido

Derechos Animales

Última edición: 1 junio, 2020 | Publicación: 31 mayo, 2020

La Declaración Universal de Derechos Animales

La Declaración Universal de Derechos Animales

Artículo 1: Todos los seres vivos nacen libres e iguales ante la Vida en dignidad y derecho a la existencia. Los animales son seres vivos y los seres humanos son animales, tanto animales como humanos son individuos dotados de conciencia con el mismo derecho a la existencia.

Artículo 2: Todos los animales tienen derecho a la vida, al respeto, a la libertad y a la seguridad de su existencia. El humano, en tanto que especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a otros animales, o de explotarlos violando este derecho. El humano tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales. Todos los animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del humano.

Artículo 4: Todos los animales tienen todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de especie, color, sexo o de cualquier otra índole, origen o cualquier otra condición.

Artículo 5: Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos de crueldad ni tortura. Cualquier forma de explotación animal se considera contraria a los derechos fundamentales aquí recogidos. Si fuera necesaria la muerte de un animal, por causa animalitaria o humanitaria, ésta debe ser instantánea e indolora y no generar angustia.

Artículo 4: Todo animal tiene derecho a vivir libremente en su propio ambiente natural, terrestre aéreo o acuático, y a reproducirse. Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, culturales, sociales, religiosos, recreativos o científicos es contraria a este derecho.

Artículo 5: Ningún animal estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas. No rechazar el estatuo de propiedad en los animales es igual a no rechazar la esclavitud humana.

Artículo 6: Todo animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del humano, tiene derecho a vivir y crecer al ritmo y en las condiciones de vida y libertad que sean propias de su especie. Toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fuera impuesta por el humano con fines mercantiles es contraria a este derecho.

Artículo 7: Todo animal tiene derecho a no ser escogido por el humano como compañero o mascota y a no ser propiedad de nadie. Cualquier animal dependiente tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural. El abandono de un animal dependiente es un acto homicida de lesa humanidad.

Artículo 8: Todo animal tiene derecho a no trabajar, a una alimentación reparadora y al reposo en las mismas condiciones que cualquier individuo.

Artículo 9: Ningún animal podrá ser arbitrariamente apresado, cazado o pescado, ni retenido contra su voluntad. Por lo tanto asesinar a un animal equivale a asesinar a un individuo. El veganismo absoluto es la única forma fundamental que respeta integramente los derechos fundamentales de los animales.

Artículo 9: La experimentación animal que implique o no un sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos de los animales, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, o de cualquier otra forma de experimentación. Las técnicas alternativas sin animales deben ser utilizadas y desarrolladas.

Artículo 10: Ningún animal debe ser criado para la alimentación humana o animal, nutrido, confinado y transportado, así como sacrificado, sin que ello resulte la vulneración de los derechos animales fundamentales.

Artículo 11: Ningún animal puede ser explotado para el entretenimiento del humano. Las exhibiciones de animales y los espectáculos o rituales culturales y religiosos con animales son incompatibles con los derechos animales fundamentales.

Artículo 12: Todo acto que implique la muerte de un animal sin necesidad o en defensa propia, es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.

Artículo 13: Todo acto que implique la muerte de un gran número de animales es un genocidio, es decir, un crimen contra la vida.

Artículo 14: Un animal muerto debe ser tratado con respeto. Las escenas de violencia en las que los animales son victimas solo son admisibles para denunciar la vulneración y atentado contra los derechos de los animales.

Artículo 15: Los organismos de protección y salvaguarda de los animales deben estar representados a nivel gubernamental. Los derechos de los animales deben ser defendidos por la ley como lo son los derechos humanos.

Esta Declaración Universal de Derechos Animales es un documento abierto y social que recoge propuestas de personas y organismos involucrados en la defensa de los derechos de los animales. Se articula en base a la documentación bibliográfica adjunta.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

1- Naciones Unidas, “La Declaración Universal de Derechos Humanos“, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A III, como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero. 

2- Cultura Vegana, “La Declaración sobre la Consciencia de Cambridge“, Proclamada de forma pública en Cambridge, Reino Unido, el 7 de julio de 2012, en la Conferencia sobre la Consciencia en Humanos y Animales no Humanos en memoria de Francis Crick, fue firmada por los participantes de la conferencia esa misma tarde, en presencia de Stephen Hawking.

3- “La Declaración universal de los derechos del animal“, Londres, 23 de septiembre de 1977, Adoptada por la Liga Internacional de los Derechos del Animal y las Ligas Nacionales afiliadas en la Tercera reunión sobre los derechos del animal.

4- “Derechos Animales: El Enfoque Abolicionista“, de Gary Francione y Anna Charlton.

5- “¡Vivan los animales!“, Jesús Mosterín.

6- “Conciencia Animal“, …  los humanos no somos los únicos en poseer la base neurológica que da lugar a la conciencia. Cultura Vegana, 2020.


Comparte los Derechos de los Animales en redes sociales