Saltar al contenido

Plandemic

Última edición: 18 junio, 2020 | Publicación: 11 mayo, 2020

La humanidad está encarcelada por una pandemia asesina. Las personas han sido arrestadas por surfear en el océano y meditar en la naturaleza.


Las naciones se derrumban. Ciudadanos hambrientos se sublevan por comida. Los medios de comunicación han generado tanta confusión y miedo que la gente está rogando por la salvación a través de una jeringa. Los propietarios de patentes multimillonarios están presionando por vacunas obligatorias a nivel mundial. Cualquier persona que se niegue a ser inyectada con venenos experimentales tendrá prohibido viajar, estudiar y trabajar. No, esta no es una sinopsis de una nueva película de terror. Esta es nuestra realidad actual.

Retrocedamos para abordar cómo llegamos aquí …

A principios de 1900, el primer multimillonario de Estados Unidos, Rockefeller, compr√≥ una compa√Ī√≠a farmac√©utica alemana que luego ayudar√≠a a Hitler a implementar su visi√≥n basada en la eugenesia al fabricar productos qu√≠micos y venenos para la guerra. Rockefeller quer√≠a eliminar a los competidores de la medicina occidental, por lo que present√≥ un informe al Congreso declarando que hab√≠a demasiados m√©dicos y escuelas de medicina en Estados Unidos, y que todas las modalidades de curaci√≥n natural eran charlataner√≠as no cient√≠ficas. Rockefeller pidi√≥ la estandarizaci√≥n de la educaci√≥n m√©dica, por lo que solo su organizaci√≥n podr√≠a otorgar licencias de facultades de medicina en los Estados Unidos. Y as√≠ comenz√≥ la pr√°ctica de medicamentos inmunosupresores, sint√©ticos y t√≥xicos. Una vez que las personas se volvieron dependientes de este nuevo sistema y de las drogas adictivas que proporcionaba, el sistema cambi√≥ a un programa de pago, creando clientes de por vida para los Rockefeller. Actualmente, el error m√©dico es la tercera causa de muerte en los EEUU. El arma secreta de Rockefeller para el √©xito fue la estrategia conocida como “problema-reacci√≥n-soluci√≥n”. Cree un problema, aumente el miedo y luego ofrezca una soluci√≥n planificada previamente. ¬ŅSuena familiar?

Avancemos hasta 2020 …

Lo llamaron COVID19. Nuestros l√≠deres de salud mundial predijeron que millones de personas morir√≠an. La Guardia Nacional fue desplegada. Se construyeron hospitales improvisados ‚Äč‚Äčpara atender un desbordamiento masivo de pacientes. Se cavaron fosas comunes. Informes de noticias aterradoras ten√≠an personas en todas partes buscando refugio para evitar el contacto. El plan se estaba desarrollando con precisi√≥n diab√≥lica, pero los maestros de la Pandemia subestimaron una cosa ‚Ķ la gente.


¬ęEl Coronavirus empez√≥ porque los humanos tienen el asqueroso, repugnante e inmundo h√°bito de comer carne¬Ľ

Gary Yourofsky

Los profesionales m√©dicos y los ciudadanos todos los d√≠as comparten informaci√≥n cr√≠tica online. Los se√Īores de la gran tecnolog√≠a han ordenado que todas las voces disidentes sean silenciadas y prohibidas, pero es demasiado tarde. Las masas dormidas est√°n despertando y somos cada vez m√°s conscientes de que algo no encaja. La cuarentena ha proporcionado el elemento que faltaba: tiempo. De repente, nuestra ciudadan√≠a con exceso de trabajo tiene tiempo suficiente para investigar e investigar por s√≠ mismos. Una vez que ves, no puedes dejar de ver.

La ventana de oportunidades est√° abierta como nunca lo hab√≠a estado antes. Por primera vez en la historia humana, tenemos la atenci√≥n del mundo. Plandemic desenmascara a la √©lite cient√≠fica y pol√≠tica que dirige la estafa que es nuestro sistema de salud global, mientras presenta un nuevo plan; un plan que permite que toda la humanidad se reconecte con las fuerzas curativas de la naturaleza. 2020 es el c√≥digo para una visi√≥n perfecta. Tambi√©n es el a√Īo que pasar√° a la historia como el momento en que finalmente abrimos los ojos.

Abrimos los ojos, cuando ejercemos el derecho a la libertad de expresión, cuando asumimos la responsabilidad individual que conlleva perpetuar tradiciones como usar animales para nuestro entretenimiento, experimentar con ellos, comer carne para nutrirnos, confinarlos y explotarlos para mantener una industria que ha lavado nuestro conocimiento ancestral. Abrimos los ojos cuando aceptamos el debate, cuando buscamos la verdad.

…, porque despu√©s de una pandemia, … viene otra pandemia.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

NOTAS BIBLIOGR√ĀFICAS

1- Techcrunch.com, “Platforms scramble as ‚ÄėPlandemic‚Äô conspiracy video spreads misinformation like wildfire“, Taylor Hatmaker, 8 de mayo de 2020

2- cnbc.com, “Facebook, YouTube and other platforms are struggling to remove new pandemic conspiracy video“, Megan Graham, 7/05/2020


Comparte este post en redes sociales

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (3)

Gracias por el video lo difundire ahora yo tambien, lo estube buscando como 2 horas, Gracias de nuevo

Responder

Este v√≠deo me hace reflexionar sobre los l√≠mites de la enfermedad mental. No es coherente ni siquiera consigo mismo en su interpretaci√≥n de si el SARS-CoV-2 existe o no ni desde cu√°ndo, no aporta pruebas o toma el discurso de Fauci de que EEUU no estaba preparado para una pandemia como “prueba”, se alinea con Trump pese a que los veganos se supone que suelen ser de izquierdas, y en suma no dice nada muy concreto, se limita a difundir sospechas. La teor√≠a de que “el coronavirus est√° presente en nuestros cuerpos y se reactiva al usar la mascarilla” es bastante graciosa.
Mi duda es: ¬Ņpuedo considerar locos a todos los que se creen estas cosas? ¬ŅEs la frontera de la locura mucho m√°s difusa de como se suele pensar?
¬ŅEst√° creciendo la locura en nuesta √©poca y por qu√©? ¬ŅTiene alguna relaci√≥n el veganismo con tendencias paranoicas o esquizoides que hacen que crean m√°s f√°cilmente teor√≠as disparatadas? Yo pensaba que no, pero me preocupa.

Responder

Lo preocupante es tu bajo IQ, no para el resto, sino porque tienes un móvil en tus manos.
¬ŅT√ļ crees que nos importan tus conclusiones, por encima de las de una vir√≥loga como JUDY MIKOVITS?

¬ŅQui√©n eres t√ļ? Nadie !!

Responder