Saltar al contenido

¿Por qué los veganos no comen miel?

Publicación: 21 mayo, 2021 |

De todos los productos animales que los veganos no consumen, la miel es uno de los más controvertidos. ¿Por qué los veganos no consumen miel?

Foto de Egor Kamelev

El 20 de mayo es el Día Mundial de las Abejas y coincide con el aniversario del nacimiento de Anton Janša, pionero en el siglo XVIII de la apicultura moderna en su Eslovenia natal. Elogiaba lo buenas trabajadoras que son las abejas y la poca supervisión que necesitan de su trabajo.

Desde una perspectiva ética, las abejas tienen cerebro y sistema nervioso. Se ha demostrado que las abejas suelen mostrar emociones e incluso exhiben pesimismo, un signo relevante de inteligencia.

La industria de la miel comercial aplica varias prácticas poco éticas que se llevan a cabo con las abejas, incluida la inseminación instrumental, donde es habitual captura entre 8 y 12 zánganos y aplastarlos hasta la muerte para extraerles el semen. Después se inmoviliza a la abeja reina y se inyecta el semen dentro de ella.

Foto de Frank Meriño

La abeja reina a menudo tendrá una o ambas alas cortadas, lo que se hace como un medio para identificar a la abeja reina y también para evitar el enjambre, que es donde una sola colonia de abejas se dividirá en dos o más colonias distintas, lo que es malo para el negocio, ya que reduce la producción de miel de esa colmena. Incluso se pueden comprar abejas reinas online a las que les han cortado las alas y recibirlas a domicilio.

Cuando las colmenas se han recolectado para obtener miel, a menudo se sacrifican para el invierno, es más barato matar toda la colmena que asegurarse de que tengan comida durante los meses de invierno. Los apicultores también suelen sacrificar colmenas que no muestran el temperamento correcto.

«La crisis en el declive global de polinizadores se ha asociado con una especie sobre todo, la abeja occidental. Las abejas son animales agrícolas criados artificialmente similares al ganado, como los cerdos y las vacas. Pero este ganado puede vagar más allá de cualquier recinto para alterar los ecosistemas locales a través de la competencia y las enfermedades».

Foto de Karolina Grabowska

Los apicultores usan varias formas para eliminar las colonias de abejas. Una forma es sellar la colmena y verter gasolina dentro. Otra forma es ahogarlas con agua jabonosa o gasearlas hasta la muerte con dióxido de carbono. Alternativamente, algunos apicultores atrapan a las abejas en grandes bolsas de basura industriales, que dejan al sol para que las abejas se asfixien o mueran debido a las temperaturas cada vez más elevada en el interior de la bolsa. En otras ocasiones, los apicultores no sacrifican toda la colmena, sino que despoblan un cierto número de abejas o matan a la reina.

La miel es el alimento de las abejas

Las abejas producen la miel al tragar néctar, regurgitarlo y repetir este proceso miles de veces. Se necesitan alrededor de 12 abejas obreras durante toda su vida para crear una sola cucharada de miel. Sin embargo, debido a que tomamos la miel, si las abejas no son sacrificadas, se les dará un jarabe de azúcar que carece de muchos de los aspectos esenciales de la miel que las abejas necesitan para estar saludables. Combine esto con el hecho de que las abejas melíferas se crían selectivamente, lo que significa que el acervo genético de la población se reduce y, en consecuencia, tienen un riesgo significativamente mayor de enfermedades y muertes a gran escala.

Foto de Karolina Grabowska

Las colmenas de abejas se comercializan regularmente a nivel local e internacional, lo que permite la rápida propagación de enfermedades y parásitos, como el virus del ala deformada provocada por el ácaro Varroa. Estos patógenos pueden afectar a las poblaciones de abejorros silvestres y propagarse entre especies de abejas silvestres cuando visitan la misma flor.

«La cría de abejas es una actividad extractiva. Elimina el polen y el néctar del medio ambiente, que son recursos naturales que necesitan muchas especies silvestres de abejas y otros polinizadores».

¿Necesitamos comer miel ahora que las poblaciones de abejas están disminuyendo? No es ningún secreto que las poblaciones de abejas están disminuyendo en todo el mundo. En los últimos 50 años, la población de abejas había aumentado en un 45%. Es el devastador efecto de la industria de la miel.

Foto de Caio

El Reino Unido alberga unas 270 especies de abejas. Las abejas melíferas, que son solo una de estas especies, pueden dañar activamente a las poblaciones de abejas silvestres porque compiten directamente por el néctar y el polen, lo que significa que las abejas silvestres pueden ser superadas. Iniciativas como la apicultura urbana ejercen más presión sobre las abejas silvestres y agravan el declive. Es importante para los ecosistemas naturales que haya una variedad de polinizadores, ya que diferentes polinizadores garantizan la polinización de más especies diferentes de plantas, frutas y verduras.

Foto de Lisa

Las abejas melíferas son extremadamente eficientes para recolectar polen y devolverlo a sus colmenas, pero como consecuencia, transfieren poco a las flores que visitan. Son considerablemente menos efectivas en la polinización que las abejas silvestres, y cuando las abejas se encuentran en grandes cantidades, pueden expulsar a las abejas silvestres de un área, lo que dificulta la reproducción de las plantas silvestres, lo cual es un gran problema debido a la falta de flores silvestres. Es uno de los principales factores que explican la disminución de las poblaciones de abejas.

«Salvar a la abeja no ayuda a la vida silvestre. Las abejas occidentales son una especie gestionada comercialmente que, de hecho, pueden tener efectos negativos en su entorno inmediato a través del gran número en el que se introducen».

Así pues, la producción de miel tiene serias preocupaciones éticas y, desde una perspectiva ambiental, está contribuyendo al mismo problema que muchos de nosotros pensamos que estamos ayudando comprando miel ecológica en primer lugar.

Miel vegana

Si realmente queremos proteger a las abejas silvestres, debemos enfocarnos en crear prados de flores silvestres y utilizar nuestros espacios al aire libre de manera más efectiva para maximizar el potencial polinizador de un mundo natural. Sin duda, la mejor manera de hacer esto es adoptando un estilo de vida vegano y reutilizando la tierra que se utiliza actualmente para la agricultura animal. El estudio más completo jamás realizado sobre el impacto de la agricultura en el medio ambiente, concluyó que podríamos liberar hasta el 75% de la agricultura actual del planeta cambiando a una dieta basada en plantas.

Eso es mucho terreno para las abejas silvestres y los polinizadores.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS

1- un.org, «Dependemos de la supervivencia de las abejas», Naciones Unidas, consultado el 21 de mayo de 2021

2- fao.org, «La importancia de las abejas y otros polinizadores», Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, 20 de mayo de 2020

3- culturavegana.com, «Las polinizadoras», Editorial Cultura Vegana, Publicación: 9 agosto, 2020

4- ipbes.net, «Resumen para los responsables de formular políticas del informe de evaluación de la Plataforma Intergubernamental
Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los
Ecosistemas sobre polinizadores, polinización y producción de
alimentos
», Simon G. Potts, Vera Imperatriz-Fonseca, Hien T. Ngo, Jacobus C. Biesmeijer, Thomas D. Breeze, Lynn V. Dicks, Lucas A. Garibaldi, Rosemary Hill, Josef Settele y Adam J. Vanbergen. Archivo PDF 2016

5- culturavegana.com, «La miel vegana», Editorial Cultura Vegana, Publicación: 30 enero, 2021

6- bbc.com, «Making honey without bees and milk without cows», Emma Woollacott, BBC News, 23 de marzo de 2021


Comparte este post sobre las abejas en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo