Saltar al contenido

Demanda Histórica: Un Tribunal Europeo enfrenta a los Estados por colaborar con la Industria alimentaria destructiva

Publicación: 8 marzo, 2024 |

Un exhaustivo informe ha compilado los resultados de más de 100 estudios internacionales realizados en las últimas dos décadas.

Granjas en el punto de mira planetario

El informe revela que la industria alimentaria centrada en productos animales es, con mucho, la más perjudicial para el medio ambiente, superando incluso a los combustibles fósiles. Estos informes instan a un cambio esencial en la dieta hacia una basada en plantas como medida crítica para evitar una catástrofe climática.

La ganadería y, en términos generales, la industria alimentaria basada en la explotación animal:

  1. Produce más gases de efecto invernadero que todo el transporte mundial.
  2. Representa la principal causa de extinciones masivas, pérdida de ecosistemas, deforestación, contaminación y zonas muertas en los océanos.
  3. Es la principal fuente de enfermedades humanas, siendo el consumo de carnes rojas responsable de más muertes que los accidentes de tráfico (un millón al año en todo el mundo), mientras que las dietas insanas provocan 11,5 millones de muertes, casi el doble que el tabaco. Además, es una gran generadora de pandemias y resistencia antimicrobiana.
  4. Es la mayor responsable del agotamiento y contaminación del agua, la inseguridad alimentaria y la desigualdad, ya que la mayor parte de los suelos terrestres se destinan a alimentar ganado para los países ricos.
  5. Representa un holocausto para aproximadamente 80.000 millones de animales brutalmente explotados cada año, incluyendo diez veces más en la acuicultura, con tres cuartas partes en granjas industriales donde los animales sufren en condiciones de confinamiento insalubre, mutilaciones y explotación extrema, a pesar de ser considerados seres sintientes por la ciencia, la filosofía y la ley. Todo esto se oculta mediante el secretismo y la desinformación de la industria y los estados.

Ante cinco décadas de inacción por parte de los estados, que conocen pero silencian estos problemas, y que incluso en relación con los combustibles fósiles han cometido graves omisiones, promoviendo en su lugar un crecimiento económico incompatible con un futuro sostenible (denunciado desde 1972), se ha presentado una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra los 46 estados del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Se les acusa de crímenes de lesa humanidad y violación de derechos fundamentales al respaldar la industria más destructiva del planeta y ocultar sus efectos perjudiciales: la industria alimentaria basada en la explotación animal.

Las demandas incluyen la eliminación inmediata de todos los subsidios a la ganadería, agricultura animal, acuicultura y pesca, que violan la Convención del Clima de las Naciones Unidas, el Protocolo de Kyoto y el Acuerdo de París. Asimismo, se exige el fin de las industrias alimentarias de explotación animal para 2030, así como la subsidización de ganaderos, agricultores y pescadores para la transición a industrias vegetales y la liberación de suelos para la reforestación, restaurando la naturaleza y creando reservas para absorber el carbono, lo que constituiría el 68% de las soluciones necesarias para evitar un desastre climático y un colapso eco-social en este siglo.

Es importante destacar que el problema no se limita solo a la carne; los productos lácteos, huevos, pescado y marisco también tienen efectos devastadores en todos los aspectos mencionados.

Los datos resumidos del problema

1. Cambio climático
El ganado y la Industria Alimentaria de Explotación Animal (IAEA) son una de las mayores fuentes del cambio climático, generan más emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que todo el transporte mundial, con un 20% del total y 8Gt/año, y son con diferencia la mayor fuente de destrucción de reservas de absorción de carbono por deforestación y zonas muertas de los océanos y que destruyen zonas de bosques y oceános que representan el 68% de medidas necesarias para afrontar el cambio climático (ver punto siguiente), las llamadas soluciones basadas en la naturaleza (Nature based solutions o NBS) para absorber carbono.

2. Extinciones masivas y destrucción del ecosistema terrestre
La ganadería es el principal impulsor de las extinciones masivas, la pérdida de ecosistemas y la deforestación mundial, con un millón de especies amenazadas o extinguidas, pues utiliza el 80 % de la agricultura mundial y un tercio de la superficie terrestre (como África y Brasil juntos) para alimentar ganado. El 41% de la deforestacion tropical es para alimentar ganado, 2,1 millones de has por año, 85% de ello en la Amazonía donde cada año se deforesta una superficie equivalente a la mitad de Holanda para alimentar ganado, a 15 árboles por hamburguesa. Gran parte de la soja para ganado, o de la carne, importadas de Latinoamerica a Europa (esta última aun permitida por las leyes europeas que supuestamente iban a prohibir importaciones asociadas a deforestación), es fruto directo de la deforestación de la Amazonia.
La ganadería es el principal impulsor de la contaminación mundial pues la agricultura para alimentar el ganado utiliza aprox. el 80% de los fertilizantes mundiales, causa principal de las 700 zonas muertas de los océanos  debido a la contaminación por fertilizantes y purines.
La ganadería consume la mitad de la producción mundial de pescado y es el principal impulsor de la sobrepesca, la destrucción de ecosistemas marinos y extinciones masivas en los océanos y del exceso de acuicultura, esta última en sí misma también muy problemática para el medioambiente, los animales y la salud humana, y siendo la pesca en sí misma principal fuente de extinciones y destrucción de ecosistemas marinos.

3. Salud
La explotación de animales y su explotación asociada de ecosistemas es la fuente de casi todas las pandemias de la historia y de casi todas las enfermedades zoonóticas, que representan el 75 % de todas las enfermedades humanas y el 80 % del uso de antibióticos y, por lo tanto, de la resistencia antimicrobiana que se espera cause 10 millones de muertes al año en 2050.
La dieta insana con exceso de productos animales y sodio y carencia de vegetales y frutas es responsable de 11,5 millones de muertes por año, equivalente a casi el doble de muertes por tabaco y al doble de todos los muertos por COVID-19, como tener 2 ataques del 11S al día o un avión Jumbo 747 cayendo cada hora, pero sin noticia alguna en los medios; 2 millones de muertes son atribuibles a carne y lácteos, 1 millón a carnes rojas solo, con más muertes por comer carne que por accidentes de coche; las dietas insanas son la principal fuente de enfermedades no transmisibles y muertes humanas prematuras a través de enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, obesidad y muchas otras enfermedades, con cientos de millones de humanos bajo tratamiento médico crónico, sin mencionar las intoxicaciones alimentarias y otros efectos de los químicos masivos que se dan a los animales en las granjas y de sus enfermedades debidas su terrible estado de vida, hacinamiento y sufrimiento; de modo que mientras la ganadería mundial y sus cultivos causan desnutrición en los países pobres, provoca una epidemia de obesidad, diabetes, cáncer e infartos en los países ricos.

4. Agua, seguridad alimentaria, desigualdad y conflicto
La agricultura animal utiliza cerca del 70% del agua dulce global y es el principal impulsor del agotamiento y contaminación global del agua, fuente primordial de inseguridad alimentaria e hídrica ahora y mucho más de aquí a 2050 donde se prevé que se duplique el consumo de carne, imposible pues ya hoy transgredimos 7 de 8 fronteras de habitabilidad terrestre y consumimos el equivalente a 1,7 planetas.
La agricultura animal es una de las mayores fuentes de la desigualdad humana, la desnutrición, la pobreza, la migración y el conflicto en un escenario de desertificación, donde los cultivos para el ganado, para el consumo de carne en los países más ricos, son cultivados en los pobres, donde las poblaciones no tienen acceso a ellos; millones de las personas que trabajan en esta industria están bajo explotación y esclavitud, mientras que los pueblos indígenas son asesinados o expropiados para deforestar la Amazonía para alimentar al ganado. Todo ello es además la principal causa de conflictos, desplazados, y guerras actuales e inminentes por recursos, hambrunas y falta de agua, y es un es un elemento catalizador de otras tensiones políticas.

5. Holocausto animal
La IAEA es la fuente absolutamente principal de maltrato animal sistémico, representa aprox. el 99% de los animales sometidos a crueldad y esclavitud, con 80 mil millones de animales explotados, mutilados y sacrificados por año en tierra, y diez veces más en acuicultura y pesca, en conjunto estimado en más de 40 billones en los últimos 100 años, 100 billones incluida la pesca, especialmente en los países más ricos y con mayor porcentaje de agricultura industrial (en EEUU el 99%, en España el 80%), siendo las granjas industriales incompatibles con el bienestar animal y fuentes de sufrimiento extremo, por el confinamiento, hacinamiento y explotación de animales que son considerados seres sintientes por la ciencia, la filosofía y la ley, tratados masivamente con antibióticos y docenas de químicos tóxicos por sus terribles condiciones de estrés y hacinamiento, siendo sometidos a mutilaciones sistemáticas sin anestesia, representando todo ello además una grave amenaza para la salud pública, realidad que está inaceptablemente protegida por el secretismo, la ley y los gobiernos, asegurando la complicidad de las poblaciones, siendo todo ello un atentado contra los derechos humanos y siendo el bienestar animal una cuestión fundamental de derechos humanos, igual que el medioambiente sano ha sido ya reconocido por la ONU como cuestión esencial de derechos humanos y del derecho a la vida.

En resumen, para alimentar a 80 mil millones de animales en maltrato sistémico (diez veces más en acuicultura), que constituyen solo el 18% de calorías de la dieta global y que son la mayor fuente de pandemias y de resistencia antimicrobiana, se destruye el ecosistema terrestre y se promueve la desigualdad humana, y comiendo el producto de esos animales maltratados se desatan la mayoría de problemas de salud humana. Esto es así desde el surgimiento histórico de la explotación animal en el Neolítico, pero multiplicándose de forma exponencial en el S. XX con la ganadería, pesca y agricultura industriales, y la superpoblación que estas generaron, en un bucle totalmente insostenible, como se viene reconociendo desde hace cinco décadas. No obstante lo cual se espera que el aumento de carne se duplique hasta 2050 al aumentar su consumo los países en desarrollo, algo absolutamente incompatible con la seguridad alimentaria y con un futuro vivible en la tierra.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

1— culturavegana.com, «El escándalo de la ganadería porcina», Editorial Cultura Vegana, Publicación: 7 marzo, 2022. ¿Qué está en juego para los animales que están condenados a terminar sus días en nuestros platos?

2— culturavegana.com, «Cada año mueren 92.200 millones de animales para fines alimentarios», Publicación: 5 enero, 2024. Los datos más recientes sobre la cría y sacrificio de animales para consumo revelan una cifra impactante: se estima que anualmente son criados y sacrificados 92.200 millones de animales terrestres en el sistema alimentario global, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. …


Comparte este post sobre alimentos destructivos en redes sociales

Nuestra puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo