Saltar al contenido

Las granjas de pulpos abren el debate sobre ética y derechos animales

Publicación: 18 enero, 2021 |

Nueva Pescanova anunciaba en 2019 que en 2023 llegarían a nuestros platos pulpos nacidos y criados en cautividad. Ello abre de nuevo un debate sobre ética, medio ambiente y derechos animales.

Numerosos científicos y activistas ecologistas alertan que es una horrible idea debido a problemas éticos y medioambientales derivados de su gran inteligencia y la necesidad de ingerir alimento por tres veces su peso. La tasa de supervivencia de un pulpo salvaje es del 0,0001% mientras Pescanova estima que se elevará al 50% en acuicultura.

La experimentación con pulpos la dirige el Instituto Español de Oceanografía, que logró la supervivencia de ejemplares juveniles nacidos en cautividad y, una vez llegado a un acuerdo en exclusiva sobre la patente. El objetivo de la compañía es seguir experimentando para una futura comercialización del pulpo de granja, como respuesta a la alta demanda a nivel internacional en los últimos años. Esta demanda ha provocado una alarmante escasez de pulpo salvaje y, por tanto, un problema de sostenibilidad y equilibrio del medio marino. 

En las últimas décadas hemos visto un «boom» en el consumo de pulpo. Ha pasado de ser un plato tradicional de ciertas regiones costeras a producto de moda muy cotizado y demandado, provocando una menor oferta y precios elevados. Debido a este crecimiento, han sido muchas las empresas que han intentado la cría de pulpo en cautividad. Después de más de 60 años de intentos, nunca se había conseguido cerrar el ciclo reproductivo completo por las complejas características de este animal. 

Lourditas y Goliath son los pulpos que tendrán el dudoso honor de ser los primeros de su especie en tener descendencia en cautividad. En aproximadamente un mes los huevos que han gestado eclosionarán y en unos dos años se convertirán en los primeros pulpos que no conozcan el mar. Una buena noticia en principio para todos aquellos amantes de este manjar. Sin embargo, supone una muy mala noticia para los pulpos, para los humanos y para el planeta. Lo explican un grupo de científicos en un artículo publicado en la revista Issues in Science and Technology, donde aseguran que la cría de estos cefalópodos en cautividad es éticamente inexcusable y peligrosa para el medio ambiente, y hasta han pedido a empresas privadas, instituciones académicas y gobiernos que no financien esta práctica [4 y 5]. Veamos las razones:

El problema ético

Los pulpos poseen una inteligencia muy poco común entre los animales marinos. Son capaces de resolver problemas complejos, reconocer diferentes seres humanos, manipular objetos y recordar soluciones a problemas. Incluso se han documentado casos de ejemplares que han conseguido escapar de su cautiverio mediante enrevesados planes de fuga [3]. Se está estudiando también las diferentes fases de sueño que atraviesan y sus increíbles ocho cerebros descentralizados. Es además el único invertebrado que la Declaración de Cambridge sobre la Conciencia considera dotado de sentidos junto con los mamíferos y las aves.

«Los animales no humanos, incluyendo a todos los mamíferos y aves, y otras muchas criaturas, entre las que se encuentran los pulpos, también poseen estos sustratos neurológicos

Declaración de Cambridge sobre la Conciencia, 7 de julio de 2012

Debido a esta gran inteligencia, los pulpos necesitan estímulos constantes y un entorno donde poder explorar, jugar y manipular. Cuando se estresan, se muestran agresivos y pueden caer en comportamientos extremos como el canibalismo o la automutilación. Y no nos imaginamos nada más estresante para un pulpo que vivir confinado junto a miles de ejemplares más en piscinas-granja.  

«No vemos ninguna razón por la cual, en el siglo XXI, un animal sofisticado y complejo se convierta en la fuente de alimentos producidos en masa. Las fábricas de pulpos está injustificadas ética y ecológicamente.»

Jennifer Jacquet

La sostenibilidad

Las razones por las que este grupo de científicos se posiciona en contra de las granjas de pulpos no son solo éticas, sino que también aportan argumentos que afectan directamente al ecosistema marino y la sostenibilidad. Al ser los pulpos animales carnívoros que necesitan una gran cantidad de alimento, su cría artificial requeriría de la captura de grandes cantidades de peces y mariscos para alimentarlos, ejerciendo todavía una mayor presión sobre la fauna marina silvestre. 

«Los pulpos tienen una tasa de conversión de alimentos de al menos 3:1, lo que significa que el peso del alimento necesario para sostenerlos es aproximadamente tres veces el peso del animal. Dado el agotado estado de la pesca mundial y los desafíos de proporcionar una nutrición adecuada a una población humana en crecimiento, el aumento de la cría de especies carnívoras como el pulpo va en contra del objetivo de mejorar la seguridad alimentaria mundial

Jennifer Jacquet

De este modo, lo que en principio parece una buena noticia para los consumidores de carne de pulpo, pero no lo es. La apuesta por la cría de pulpos en cautividad abaratará el precio de su carne y aumentará su oferta, a la vez que el ser humano se aleja del ecosistema en el que vive y muestra su desprecio por el bienestar del resto de animales. 

Mentes maravillosas

El etólogo Carl Safina, autor de Mentes maravillosas, describe su experiencia ante los pulpos como «lo más parecido a estar ante una inteligencia extraterrestre«. En su libro ofrece una visión iluminadora de las personalidades únicas de los animales a través de historias extraordinarias sobre su alegría, pena, celos, ira y amor.

La similitud entre la conciencia humana y no humana, el conocimiento de uno mismo y la empatía nos lleva a reevaluar cómo interactuamos con los animales. Safina argumenta que así como nosotros pensamos, sentimos, usamos herramientas y expresamos emociones, otras criaturas y mentes con las que compartimos el planeta también lo hacen.

Mi Maestro el Pulpo

El documental My Octopus Teacher es una experiencia espiritual. Dirigido por Pippa Ehrlich y protagonizado por Craig Foster, el documental es sorprendente en sus imágenes y más en su concepto.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS

1- nuevapescanova.com, «Investigadores de Pescanova consiguen cerrar el ciclo de reproducción del pulpo en acuicultura», Nueva Pescanova, 18 de julio de 2019

2- issues.org, «The Case Against Octopus Farming»,  Jennifer Jacquet, Becca Franks, Peter Godfrey-Smith, Walter Sánchez-Suárez, Issues in Science and Technology 35, no. 2 (Winter 2019): 37–44.

3- www.rnz.co.nz, «Escaped octopus didn’t even leave us a message», New Zealand Regional, 12 de abril de 2016

4- elconfidencial.com, «Científicos españoles consiguen criar pulpo de piscifactoría tras 60 años de ensayos», Pablo López, El Confidencial, 27 de octubre de 2018

5- elconfidencial.com, «Los científicos alertan del peligro de la idea española de criar pulpos en piscifactorías», G. Cid, El Confidencial, 23 de mayo de 2019 

6- xataka.com, «Llevamos años tratando de crear granjas de pulpos y, ahora que estamos a punto de conseguirlo, no estamos seguros de que sea buena idea», Javier Jiménez, 14 de octubre de 2020

7- culturavegana.com, «Mi Maestro el Pulpo», Editorial Cultura Vegana, Última edición: 4 octubre, 2020 | Publicación: 24 septiembre, 2020


Comparte este post sobre granjas de pulpos en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 1 Promedio: 5)

...y compártelo