Saltar al contenido

Derechos animales: El enfoque abolicionista

Publicación: 25 octubre, 2020 |

«Rechazamos toda violencia y promovemos el activismo en forma de educación vegana creativa y no violenta.»

Cultura Vegana
Mohair y lana italiana?

La misión de este post y de la comunidad Cultura Vegana es proporcionar una idea clara para un enfoque de los derechos de los animales y (1) promovemos la abolición de la explotación animal y rechazamos la regulación de la explotación animal; (2) nos basamos únicamente en la sensibilidad animal y ninguna otra característica cognitiva, (3) consideramos el veganismo como la base moral de la posición de los derechos de los animales; y (4) rechazamos toda violencia y promovemos el activismo en forma de educación vegana creativa y no violenta.

Peleas de perros: El caso de Michael Vick

Los Derechos Animales como abolición

Existe una gran confusión sobre el significado de «derechos de los animales». Para algunos, cualquier medida regulatoria que afecte a los no humanos, como aumentar el tamaño de las jaulas en batería para las gallinas o una ley que exija el trato «humano» de los no humanos, implica «derechos de los animales». Para otros, «derechos de los animales» significa que los no humanos deben tener los mismos derechos que los humanos. Y algunos argumentan que ciertos animales, como los grandes simios no humanos, son más importantes que otros no humanos porque los grandes simios tienen características cognitivas similares a las humanas.

También hay un fracaso general por parte del movimiento contemporáneo de defensa de los animales para reconocer el veganismo como la base del movimiento por los derechos de los animales.

Este sitio busca aportar claridad y sencillez al concepto de derechos de los animales. Para comprender la relación humano/no humano, debemos distinguir entre nuestro uso de animales y nuestro trato a los animales. Estos aspectos son diferentes porque si usamos animales para un propósito particular es una cuestión diferente de cómo los tratamos. Por ejemplo, si es moralmente aceptable comer animales es una cuestión diferente de cómo tratamos a esos animales y si, por ejemplo, los criamos en “granjas industriales” intensivas o en condiciones de “corral al aire libre”. Nuestro uso de animales es una cuestión separada de si nuestro trato hacia ellos es «humano» o «cruel».

El bienestar animal se refiere al tratamiento de los animales y tiene como foco central la regulación de la explotación animal. El bienestar animal sostiene que es aceptable utilizar no humanos siempre que los tratemos «humanamente».

La teoría de los derechos de los animales, tal como se presenta en este sitio, se refiere al uso de animales y tiene como enfoque central la abolición del uso de animales en lugar de su regulación. No tenemos ninguna justificación moral para usar a los no humanos para nuestros propósitos. Además, mientras los animales sean propiedad humana, las normas de bienestar animal nunca brindarán una protección adecuada a los intereses de los animales. Una forma abreviada de describir el punto de vista que aquí se presenta es decir que todos los seres sensibles deben tener al menos un derecho: el derecho a no ser tratados como una propiedad. Si reconociéramos este derecho, nos veríamos obligados a abolir la explotación animal institucionalizada. Dejaríamos de dar existencia a los no humanos domesticados para uso humano.

Gunda

La importancia de la sentiencia

El enfoque que se describe en este sitio solo requiere que los no humanos sean sensibles, que tengan conciencia subjetiva, para tener el derecho a no ser tratados como recursos. Es decir, no es necesario que los no humanos tengan una racionalidad similar a la humana u otras características cognitivas similares a las humanas para ser miembros de la comunidad moral. Este enfoque rechaza la opinión, propuesta por algunos defensores de los animales, de que los grandes simios no humanos u otros no humanos importan más que otros no humanos, o tienen derecho a una mayor protección moral o legal debido a sus características humanas.

Todos somos animales

Veganismo como abolición

Muchos defensores de los animales adoptan la posición de que el veganismo no es un principio básico del movimiento por los derechos de los animales. Algunos defensores ni siquiera ven el vegetarianismo como un requisito, afirmando que podemos ser «omnívoros concienzudos» si comemos carne y productos animales que se han producido supuestamente de una manera más «humana«.

Este sitio también busca dejar en claro que la base moral de un movimiento por los derechos de los animales es el veganismo. El veganismo no es simplemente una cuestión de dieta; es un compromiso moral y político con la abolición a nivel individual y se extiende no solo a cuestiones alimentarias, sino también a la ropa y otros productos, así como a otras acciones y elecciones personales. Es importante reconocer que así como un abolicionista con respecto a la esclavitud humana no puede seguir siendo un propietario de esclavos, un abolicionista con respecto a la esclavitud animal no puede seguir consumiendo o utilizando carne o productos animales.

¿Qué significa 269 para el veganismo?

Abolición como no violencia

La posición de los derechos de los animales es el rechazo definitivo a la violencia. Es la máxima afirmación de paz. El movimiento por los derechos de los animales es la progresión lógica del movimiento por la paz, que busca poner fin al conflicto entre humanos; idealmente, el movimiento por los derechos de los animales busca dar un paso más allá y poner fin al conflicto entre humanos y no humanos.

La violencia trata a los demás como medios para lograr un fin y no como fines en sí mismos. Cuando nos involucramos en la violencia contra otros, ya sean humanos o no humanos, ignoramos su valor inherente. Los tratamos solo como cosas que no tienen valor más que lo que decidimos darles. Esto es lo que lleva a las personas a cometer delitos de violencia contra personas de color, mujeres, gays y lesbianas. Es lo que nos lleva a mercantilizar a los no humanos y tratarlos como recursos que existen únicamente para nuestro uso. Todo está mal y debería rechazarse.

Además, para quienes abogan por la violencia, ¿exactamente contra quién se va a dirigir esta violencia? El agricultor cría animales porque la abrumadora cantidad de humanos demanda carne y productos animales. El agricultor cría esos animales en condiciones intensivas porque los consumidores quieren que la carne y los productos animales sean lo más económicos posible. La violencia contra los proveedores institucionales de productos animales no tiene sentido. Si queremos acabar con la explotación animal, necesitamos educar al público sobre por qué la explotación animal es inmoral. Necesitamos hacer que la gente comprenda que los animales no son cosas para nuestro consumo y eso solo se puede hacer mediante la educación, no la violencia.

El enfoque abolicionista de los derechos de los animales sostiene que aquellos que rechazan la explotación de animales no humanos deben ser veganos éticos y deben participar en una educación vegana creativa y no violenta.

Sexo & Veganismo

Sin embargo, es importante comprender que adoptar un enfoque no violento no significa adoptar una posición pasiva. Todo lo contrario. La educación vegana creativa y no violenta es todo menos pasiva. Es una oposición activa a todas las formas de explotación animal. Y como el enfoque abolicionista reconoce la conexión entre la explotación humana y no humana, aboga por la negativa activa a participar en la explotación de los seres humanos también y sostiene que todas las formas de discriminación, racismo, sexismo, heterosexismo, discriminación por edad, discriminación por sexo,… etcétera, representan violencia y debería, como el especismo, ser rechazado.

Editorial Cultura Vegana
www.culturavegana.com

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

1- amazon.com, «Derechos Animales: El Enfoque Abolicionista«, Gary Lawrence Francione & Anna Charlton, 2018. Francione y Charlton son abogados y profesores de la Facultad de Derecho de la Universidad de Rutgers. Dedicados a la defensa de los animales durante más de 30 años, han desarrollado la teoría abolicionista de los derechos de los animales.

Este libro trata de una revolución: una revolución del corazón. La explotación de los animales es generalizada, arraigada y horrible. En este libro, los autores rechazan la idea de que el uso de animales es moralmente aceptable si tratamos a los animales «humanitariamente». Rechazan las campañas de explotación «compasiva» promovidas por prácticamente todas las grandes organizaciones de protección animal. Estas campañas, refuerzan la idea de que podemos participar en la explotación animal de manera justa y cambiar una forma de explotación por otra. Son moralmente incorrectas y, en la práctica, ineficaces.

El argumento central de este libro es que necesitamos un cambio de paradigma. Debemos ver a los animales no-humanos como personas no-humanas. Este cambio de paradigma, esta revolución del corazón, comienza con nuestro propio veganismo, no como una cuestión de «estilo de vida flexitariano«, sino como un compromiso básico, fundamental y no negociable con la justicia y la igualdad para los animales no-humanos.

El veganismo, como un imperativo moral, reconoce que no tenemos una justificación moral para usar animales, aunque sea «humanitariamente», para nuestros propósitos. Continúa con nuestros esfuerzos diarios para educar a otros de manera creativa, positiva y no-violenta sobre el veganismo, algo que cada uno de nosotros puede hacer si queremos. Todos los días, tenemos la oportunidad de educar a familiares, amigos, colegas en el trabajo y personas con las que nos encontramos en una tienda o en un autobús. ¿Es más fácil escribir un cheque que hacer el trabajo nosotros mismos? Por supuesto que lo es. Pero no funcionará porque las grandes organizaciones de defensa de los animales no buscan acabar con la explotación animal; al promover la idea del uso «compasivo» de los animales, buscan hacer que el público se sienta más cómodo al continuar explotando a los animales.

2- amazon.com, “Come con conciencia: Un análisis sobre la moralidad del consumo de animales“, Gary Lawrence Francione y Anna Charlton.

3- culturavegana.com, “¿Y si mejoramos el trato hacia los animales que comemos?“, Editorial Cultura Vegana, 26 agosto, 2020.

4- culturavegana.com, “¿Y si tratamos a los animales de consumo tal como tratamos a nuestras mascotas?“, Editorial Cultura Vegana, 28 agosto, 2020.

5- culturavegana.com, “Por favor, hazte vegano“, Gary Lawrence Francione.


Comparte este post sobre derechos de los animales en redes sociales

Valora este contenido...

(Votos: 0 Promedio: 0)

...y compártelo